Niebla mental: advierten que la secuela del coronavirus puede durar más de 7 meses

 

Son muchas las consecuencias que el coronavirus deja en los pacientes que atravesaron la enfermedad: una de ellas es la “niebla mental”. Se trata de un deterioro cognitivo que genera dificultad para mantener la atención, hablar con fluidez y afecta la capacidad de la memoria.

En ese marco, una investigación científica por parte de la Escuela de Medicina Icahn del Sistema de Salud Mount Sinai, en Nueva York, Estados Unidos reveló que casi una cuarta parte de los pacientes que tuvieron COVID-19 experimentaron algunos problemas de memoria.

Aunque los pacientes que habían necesitado hospitalización eran más propensos a padecer la llamada “niebla mental” después de la infección, el estudio también identificó que hubo algunos pacientes ambulatorios que sufrieron el deterioro cognitivo.

Por otro lado, se encontró que en Estados Unidos las tasas de disfunción cognitiva o niebla mental tiene un promedio de duración de 7,6 meses después de que los pacientes han tenido la enfermedad COVID-19.

“En este estudio, encontramos una frecuencia relativamente alta de deterioro cognitivo varios meses después de que los pacientes enfermaran por COVID-19. Las deficiencias en el funcionamiento ejecutivo, la velocidad de procesamiento, la fluidez de las categorías, la codificación de la memoria y el recuerdo fueron predominantes entre los pacientes hospitalizados”, escribieron en el estudio que fue publicado en la revista JAMA Network Open, Jacqueline Becker y sus colegas de Nueva York.

“Este patrón es coherente con los primeros informes que describen un síndrome disejecutivo después del COVID-19 y tiene implicaciones considerables para los resultados ocupacionales, psicológicos y funcionales”, señalaron los investigadores.

El trabajo incluyó datos desde abril de 2020 hasta mayo de 2021 sobre 740 pacientes con COVID-19 sin antecedentes de demencia y con una edad media de 49 años.

Se seleccionaron 45 pacientes con “niebla mental” y 45 de controles sanos. “En general, el impacto no es tanto sobre la memoria, sino sobre la atención”, dijo Allegri. En este estudio en Argentina, se encontró que el 30% de los pacientes que habían tenido el coronavirus tenía problemas de atención y el 25% expresó tener afectada su capacidad para resolver problemas de la vida diaria.

 

 

 



Autor:E-21

Comentarios

Comentar artículo